Home / A favor de las niñas / #MiPrimerAcoso: Las niñas como protagonistas. Por Corina Martínez

#MiPrimerAcoso: Las niñas como protagonistas. Por Corina Martínez

El mes pasado, a partir de la convocatoria de varias colectivas y organizaciones que llamaron a la movilización nacional contra las violencias machistas bajo el lema #VivasNosQueremos, me di a la tarea de pensar en #MiPrimerAcoso. Inicialmente identifiqué el abuso de un hombre a los 12 años en el transporte colectivo. A pesar de que publiqué mi historia, mi mente se quedó clavada leyendo los testimonios de otras compañeras y recapitulé las diversas experiencias de violencia que he experimentado en mis 31 años de vida. Recordé entonces que, en realidad, mi primer acoso fue a los 8 años, por un hombre cercano, y que no lo dije nunca porque pensé que no me creerían, porque me sentí culpable.

Días después de la marcha, un profesor de Filosofía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) realizó un análisis sobre los tuits con el hashtag #MiPrimerAcoso y encontró que la mayoría de los abusos narrados sucedieron cuando las mujeres teníamos entre 6 y 10 años de edad. En mi caso, mi mamá, papá y hermanos intentaron “cuidar de mi cuerpo” hasta que empecé a experimentar los cambios físicos evidentes de la pubertad. Ahora sé que es necesario estar alertas y cuidar de las niñas desde mucho antes.

Para muestra otro dato:

“Pese a que la violencia sexual contra niñas de 10 años provocó que de 2013 a 2014 se registrarán 394 nacimientos entre estas menores de edad, ni la Secretaría de Gobernación, ni el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), documentan este flagelo y tampoco existen bases de datos sobre los episodios de violencia a los que son sometidas. Hasta ahora sólo se registra la violencia contra la población de 15 años de edad en adelante”. Lourdes Godinez Leal (2016).

Claramente tenemos una deuda con las niñas y con nosotras mismas, es necesario reconocer que somos susceptibles de vivir violencia desde que nacemos y por tanto debemos fortalecer nuestras herramientas y capacidades desde pequeñas, creer y dar la importancia que se merece a cada una de sus palabras. Necesitamos educar bajo el enfoque de habilidades para la vida, dotar de competencias que permitan mantener el autocontrol, aun en condiciones de adversidad: el manejo de estas competencias pueden mejorar la capacidad que tenemos para vivir una vida más sana y feliz.

En aquel momento me preguntaba ¿Por qué los hombres, incluso los que dicen querernos, nos agreden y nos hacen daño? ¡Aún no lo sé! Y creo que la prioridad no está en tratar de entenderlos, la prioridad debe estar en fortalecernos, cuidarnos a nosotras mismas y construir mujeres fuertes para que podamos tomar decisiones asertivas en los momentos precisos.

La niñez es el momento perfecto para enseñar a las niñas a hablar de su sexualidad con seguridad y confianza, a que conozcan su cuerpo y se apropien de él, a que entiendan que nadie debe tocarlo, mirarlo o fotografiarlo si no lo desean o no les gusta, y que pueden negarse a ello independientemente de quién se los pida, es decir, que las figuras que le representen autoridad no deben pasar por alto sus decisiones.

La niñez también es la oportunidad de formar nuevas relaciones, en lugar de aprender a competir entre nosotras. Es la oportunidad para no comprarnos los estereotipos de género, para entender que tenemos capacidad de crear, que debemos sentirnos hermosas sin la validación de nadie, que no necesitamos estar acompañadas para ser felices. Debemos enseñar a las niñas a construir relaciones saludables, equitativas, amorosas y respetuosas.

13239285_10154124235803608_2200889145567508583_n

Estadísticas omiten casos de violencia sexual contra las niñas. Lourdes Godinez Leal, Cimacnoticias 10/05/2016.

Corina Martínez. Oficial de Fortalecimiento de liderazgos en Balance A.C. Arde por desarrollar acciones de defensa, promoción y acceso de los derechos sexuales y derechos reproductivos de las y los jóvenes y mujeres desde hace 15 años. En 2011 recibió un reconocimiento de la World Association for Sexual Heatlh (WAS) por su labor en el campo de la Salud Sexual de las y los jóvenes. Disfruta mucho andar en bici y comer nieve de tamarindo.

Balance: http://www.redbalance.org/
Facebook: https://www.facebook.com/balance.ac
Twitter: @balancejoven

Fondo MARÍA: http://www.fondomaria.org
Facebook: https://www.facebook.com/mariafondo/
Twitter: @FondoMaria

Comparte tu opinión

About La que Arde

Somos una revista vigilante. Compartimos con nuestrxs lectorxs contenido crítico empoderador y de interés ciudadano. Todos los días dialogamos con nuestrxs seguidorxs sobre cómo construir una sociedad más justa.

Check Also

Por ellas, por mí, por todas. Por Gabriela García Patiño

Hace 9 años algo marcó mi vida: perdí a mi mejor amigo por causas relacionadas …

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *