Tetralogía “Dos amigas”, de Elena Ferrante. Reseña por Gloria Pérez

Puntuación: 1

“Habían sido devoradas por el cuerpo de sus maridos, de sus padres, de sus hijos, de sus hermanos”
Un mal nombre (Libro 3 de Dos amigas)

Elena Ferrante es el pseudónimo tras el que se oculta una escritora de gran talento, pero desconocida. No hace promoción de sus obras, no va por los sitios vendiéndolas, no concede apenas entrevistas. Sólo escribe. Y quizás por eso lo hace tan bien.

La novela que la ha hecho famosa es la historia de dos mujeres, Lila y Lenú, contada en cuatro libros que abarcan desde su más tierna niñez en los años 50 hasta su vejez en la actualidad. La Nápoles de la posguerra es el escenario en el que empezamos a leer y Nápoles será el centro donde se desarrolle toda la trama, a pesar de que la narradora, Lenú, vive en varios lugares de Italia y viaja fuera de su país.

La historia que leemos es el relato que hace Lenú sobre ella misma y su entorno, es claramente ese monólogo interior que todas tenemos para reafirmarnos y mantenernos en el mundo. Por eso, la visión siempre es parcial, pero no por ello menos lúcida. A través de su vida, entrevemos la evolución de toda la sociedad italiana y comprendemos que muchas cosas no se ven, no se investigan, porque no encajarían en ese relato que nos hacemos de nosotras mismas.

Lila y Lenú son mujeres desobedientes, la primera sin salir del barrio, de forma más violenta y obstinada. La segunda a través del estudio, de la lucha por ocupar un poco de ese espacio público siempre abarrotado de hombres. Ambas desobedecen, pero ambas lo pagan. El molde que les impusieron al nacer no para de interpelarlas, de mostrarles que no se están comportando como deberían. Sólo un conocimiento profundo de lo que implica ser mujer puede haber dado como fruto esta historia, que nos remueve a todas porque pone en palabras lo que sentimos cada día.

Lila expresa una de las contradicciones esenciales en el tercer libro: “Los hombres te introducen su aparato y te conviertes en una caja de carne con un niño vivo dentro. Lo tengo aquí y me repugna. […] Sé que debo resignarme, pero no lo consigo, no le encuentro sentido a todo esto, ni siquiera belleza”. Lila sabe lo que debe sentir por estar embarazada, pero no logra sentirlo y eso causa un dolor.

Es un libro extremadamente realista, muestra con exactitud situaciones complejas de la vida, como la muerte, la corrupción, las clases sociales, los lazos familiares, el miedo… Esa realidad es la que lleva a pensar que algo no “encaja”. No todo está cerrado al acabar la historia, y, sin embargo, eso es lo que la hace maravillosa, porque en la vida siempre se quedan muchas interrogantes con las que hay que aprender a convivir.

La última realidad es la más fulgurante, la más novedosa en la literatura: las relaciones profundas entre dos mujeres, ya sean hermanas, madre e hija, amigas… pocas veces se describen acertadamente. Y habitualmente sólo son instrumentos que complementan la historia principal. En este caso es al revés, el rico contexto es lo instrumental en la narración de una relación extremadamente compleja, que es la única que perdura a lo largo de toda la historia.

Ambas hacen sus vidas por separado pero un hilo fortísimo las une, las hace acercarse una y otra vez tras cada choque, en una relación viva que puede interpretarse de muchas formas. Es de una intensidad tormentosa, en la que se hieren, se sanan, se envidian, se cuidan, se menosprecian y se ensalzan… pero, sobre todo, se quieren y se admiran mutuamente. La relación es indefinible y la propia Lenú lo muestra con pequeños apuntes, como el que hace cuando alguien le dice que no tenga tan en cuenta a Lila, que se olvide de ella, tras una de sus múltiples peleas: “Ay, ojalá hubiera sido tan simple. Pero yo ya sabía – aunque no como lo sé hoy – que entre nosotras todo era más enmarañado”. Enmarañadísimo.

campana_elena_ferrante

Foto autoraGloria Pérez, estudiante de Economía y Periodismo en Madrid. Escucha, lee, escribe a veces. Feminista. Activista por los derechos LGTB+ en las aulas. Arde por construir un mundo en el que la diversidad sea celebrada y no aplastada.

Sitio web: https://andandosobreellimite.wordpress.com/

Twitter: @GloPeOrtiz

About La que Arde

Somos una revista vigilante. Compartimos con nuestras lectoras contenido de interés público. Dialogamos sobre formas de construir una sociedad más justa para las mujeres y niñas.

Check Also

Entrevista a Ruth Schwartz: amarnos sexoafectivamente entre mujeres

Estamos muy contentas en La que Arde de compartir con ustedes la palabra de Ruth …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!