Alerta: en México la acusación de tu novio feminicida puede condenarte a 70 años de cárcel

Por Isabel Alcántara

El 7 de diciembre de 2014, Elia Carbajal Becerril fue detenida sin orden de aprehensión y acusada de supuesta participación en el homicidio de Silvia Paredes Moedano, en contubernio con Yael Eduardo Espinosa Guerrero. Cuatro agentes del Ministerio Público la sacaron con violencia de la casa No. 231, calle Roma, Fraccionamiento Izcalli Pirámide, Cuautitlán, Estado de México, propiedad de la abuela de Yael, la metieron en un automóvil y la golpearon en cabeza, brazos y piernas hasta que la entregaron en el Ministerio Público de Cuautitlán. Después de entregarla, otros agentes la torturaron echándole agua en la nariz y en la boca al límite de la asfixia, la volvieron a golpear, le pusieron una bolsa de plástico en la cabeza y un agente se sentó sobre su espalda mientras otro le untaba una sustancia para tomarle las huellas de la palma de las manos y de los puños. Al final de esta tortura, le hicieron firmar una declaración en la que se inculpa de incitar a Yael a cometer el feminicidio.

A mediados del mes de agosto de 2014, Elia inició cursos en la escuela de música Instituto Cardenal Miranda, a la que asistía todos los días a partir de las ocho o nueve de la mañana para preparar el examen de admisión a la Facultad de Música de la UNAM. Ahí hizo amistad con cuatro jóvenes, entre ellos Yael Eduardo Espinosa Guerrero, con quienes solía ensayar piano y violín en su casa. A finales de septiembre, Elia y Yael iniciaron una relación de noviazgo pese a la opinión de sus padres, pues él era un joven impositivo y de carácter cambiante. Ante esta situación, ella se comprometió a no descuidar su carrera, ni sus clases, ni los ensayos con el coro Schola Cantorum de México, al que pertenece desde los 10 años, donde se formó como cantante de ópera (actualmente mezzosoprano) y con el que, a lo largo de su carrera, tuvo la oportunidad de participar en eventos internacionales en Vietnam, China, París, Chicago, entre otros. El coro Schola Cantorum presenta, como mínimo, una ópera al mes, por lo que el horario de clases de Elia era los miércoles y viernes de 18:00 a 20:00 hrs y los sábados de 13:00 a 15:00 hrs, pues la presentación de cada obra requiere de los jóvenes coristas ensayos diarios de 16:00 a 22:00 horas, incluidos sábados y algunos domingos.

El sábado 6 de diciembre, bajo presión y sin saber el peligro que corría, Elia pidió permiso a sus padres para quedarse en la casa de una amiga, a lo que sus padres accedieron. Ellos le llamaron por la noche y Elia les dijo que se encontraba bien, prometiendo llegar a su casa como a las doce del día siguiente, sin saber que se encontraba en el domicilio de la abuela de Yael, donde éste la había citado con urgencia. El domingo por la tarde sus padres llamaron por teléfono a Elia, pero ésta no contestó su teléfono, y sus amigos desconocían su paradero, por lo que sus padres acudieron al Centro de Atención a Personas Extraviadas (CAPEA) para reportarla como desaparecida.

El lunes 8 acudieron al Instituto Cardenal Miranda para pedir el domicilio de Yael, porque recordaron que el viernes 5 él había buscado a Elia en su casa y al no encontrarla allí la esperó en la calle. Cuando ella llegó hablaron y después Yael se retiró. El mismo lunes por la tarde, como a las 17:30, Elia se comunicó con su hermana y le pidió que fueran a verla al Ministerio Público de Cuautitlán sin dar mayor información. En ese momento, sus padres se encontraban en Tultitlán, donde se ubica el domicilio de Yael, el cual encontraron acordonado. Recibieron la llamada de su otra hija, se trasladaron al MP de Cuautitlán, donde al principio negaron la estancia de Elia, pero un empleado les dijo que sí estaba detenida. Los llevaron a un cuarto donde se presentaron tres personas custodiando a Elia: el Lic. Saúl Salgado, agente de la policía ministerial, el Lic. Armando Gutiérrez, jefe de la oficina del Ministerio Público y la Lic. Alma Delia Hernández Martínez, responsable del Ministerio Público. El Lic. Salgado procedió a compeler a Elia: “dile a tu papá cómo manipulaste el cuerpo, cómo le cortaste el pecho, cómo lavaste el cuerpo con cloro y cómo le pusiste la cal”. Elia respondió tal como le indicaron. Sus padres estaban anonadados, tanto por lo que escuchaban, como por el estado en que se encontraba su hija (sucia, mojada, con huellas de haber recibido múltiples golpes y con una actitud totalmente sumisa y aterrorizada). Ahí mismo les informaron que Elia ya había firmado su declaración asistida por un abogado particular del que ni ellos ni su hija sabían nada.

Los padres de Elia llamaron a una abogada, quien pudo verla muy tarde y constató los golpes y el maltrato recibido, a pesar de que el médico legista hizo constar que se encontraba en perfecto estado de salud. Los agentes ministeriales la acusaron de cohecho para poder mantenerla detenida mientras se libraba la orden de aprehensión por feminicidio.

Feminicida

Yael Eduardo Espinosa Guerrero, feminicida.

Durante la Audiencia del día martes 9 de diciembre, ante el Juez de control adjunto al juzgado de Cuautitlán, Elia, superando la secuela de terror que le causaron la tortura y las amenazas que recibió de los agentes, declaró la forma en que fue detenida. El Juez de control dio instrucciones a la Ministerio Público, Lic. Alma Delia Hernández Martínez, para abrir una investigación sobre la tortura referida, señaló que el cohecho no amerita encarcelamiento y determinó una multa por 50 mil pesos y reparación de daños por 50 mil cuatrocientos pesos, pese a que aún no se determinaba la situación jurídica de Elia. La Lic. Hernández Martínez replicó que existía un proceso de investigación por homicidio, acusación que no figuraba en el expediente de cohecho[1].

Al solicitar la defensa el expediente por homicidio, se constató que no había ninguna acusación, y que sólo contenía una orden de aprehensión para las siguientes 48 horas. Ante este panorama la Lic. Zúñiga, abogada defensora, recomendó no pagar la fianza hasta aclarar la situación jurídica de Elia, la cual se determinó en la audiencia de vinculación de hechos, el domingo 14 de diciembre de 2014. En esa sesión el juez José Jacobo Ramírez Reyes hizo constar la existencia del expediente 1077 de feminicidio y la carpeta de investigación; también se integraron como pruebas de descargo cinco entrevistas: a la madre y padre de Elia, a su hermano, al Sr. Alfredo Miguel Sánchez Romero, conocido de la familia y de la señora María de los Ángeles Flores Escalante, madre de uno de los niños del coro Schola Cantorum de México, quienes atestiguaron la estancia de Elia en su casa, así como su llegada al coro en los momentos en que Yael cometía el asesinato de Silvia; además se integró la solicitud de intervención de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM) sobre la tortura a la cual fue sometida Elia. Por parte del Ministerio Público, se presentó la justificación de la tipificación de feminicidio de acuerdo a la definición del término por la Real Academia Española, que en su nueva edición introduce el término feminicidio y lo define como “el asesinato de una mujer por razón de su sexo”[2] y, como prueba de participación de Elia en este crimen, leyó una descripción extraída de la declaración inculpatoria obtenida bajo tortura, de cómo Elia supuestamente compelía a Yael a cometer el crimen.

En la audiencia del día 15 de diciembre el mismo juez, José Jacobo Ramírez Reyes, desechó las entrevistas por ser de “coartada” (entrevistas de familiares directos se consideran con menor peso jurídico, sin embargo, la defensa cuenta con más entrevistas de personas ajenas a la familia) y señaló que la queja ante Derechos Humanos carecía de valor jurídico por ser una solicitud hecha por internet, lo que manifiesta un menosprecio de los procedimientos, pues al momento de ingresar la solicitud por internet, la CODHEM le asigna un número de expediente. El juez juzgó con presunción de culpable[3] a Elia basado en una relatoría que hizo Yael donde vincula a Elia con una secta dedicada a cometer homicidios como ofrenda a sus dioses[4], por lo que determinó fecha de inicio del proceso en cuatro meses, es decir, en abril del 2015.

La abogada defensora hizo notar que en los agregados enunciados por el juez no obraban los resultados ni los objetos de estudio de análisis de los dictámenes periciales, dando peso absoluto a la palabra de los agentes del ministerio público y a la declaración inculpatoria (pese al proceso de investigación al respecto).

Las audiencias por el caso de cohecho que se realizaron los días 12 y 28 de enero del presente año fueron pospuestas debido a que el Ministerio no logró presentar pruebas contundentes contra Elia Carbajal. Por este mismo motivo, el 9 de febrero en la Audiencia de Apelación los magistrados de la 1ª Sala penal de Tlalnepantla dictaminaron la inocencia de Elia por el delito de cohecho.

Proceso de investigación de la tortura, un nuevo suplicio hacia la justicia

Comprobar la tortura que sufrió Elia tiene el objetivo de que se deseche la declaración obtenida. La única forma de lograrlo es por medio de la aplicación de exámenes médicos y psicológicos en la víctima, por este motivo fue que se acudió en primera instancia a la CODEHM, sin embargo, esta Comisión sólo aplica medidas precautorias. Ante esta circunstancia, los padres de Elia Carbajal solicitaron apoyo de la CNDH, que tardó casi un mes en dar respuesta, pues se atravesó el periodo vacacional de fin de año; aunado a esto, es importante señalar que los tratados internacionales[5] se pueden aplicar hasta que el acusado ingresa al penal en calidad de detenido. Los exámenes siguen pendientes de aplicarse.

La fabricación de culpables es una práctica común que debe ser eliminada. Silvia Paredes Moedano, como todas las víctimas de feminicidio, merece justicia. Yael Eduardo Espinosa Guerrero debe ser castigado sin que el proceso se fuerce para que el Estado se lave las manos ante su incapacidad de dar una respuesta real a los feminicidios que ocurren en el Estado de México. Elia Carbajal, vinculada con una secta, es un chivo expiatorio para dar carpetazo a múltiples casos y, a la vez, el medio para descargar el odio y el resentimiento social. Resulta paradójico que se pretenda solucionar un feminicidio atenuando la culpa del varón responsable del crimen y destruyendo la vida de otra mujer.

Nota de La que Arde: Elia es una dedicada y virtuosa mezzosoprano, cuyo brillante futuro fue truncado por un novio y un Estado feminicidas. Aquí una muestra de su virtuosismo: https://www.youtube.com/watch?v=UwdGgvS3k9c

 

Imagen del asesino: http://afondoedomex.com

[1] En el Nuevo Código de Procedimientos Penales (2008), título 1°, se establece que quien determina es el Juez de control y no el Ministerio Público. Esto es muy importante pues con esta modificación hay un cambio radical que limita las facultades de los agentes ministeriales y los obliga a sujetarse a lo que el juez dictamine.

[2] En el artículo “Definición de feminicidio de la RAE pierde esencia feminista” de CIMAC Noticias. Periodismo con perspectiva de género, del 27 de marzo de 2014, http://www.cimacnoticias.com.mx/node/66021 se hace una breve pero acertada crítica sobre la pérdida de la perspectiva de género en esta definición y cómo esto afecta directamente el ámbito jurídico, permitiendo que en casos como este se pueda tipificar el homicidio de una mujer como feminicidio sin que exista un sustento real.

[3] Elia es juzgada con presunción de culpabilidad pese a que en el citado Código (2008), se establece que se debe juzgar con presunción de inocencia hasta que se demuestre lo contrario.

[4] Esta relatoría se puede encontrar en una nota sobre el caso, publicada en un medio local de Edo. de México, en la que se transcribe de forma casi literal lo que se dijo en esta audiencia. Huelga decir que la vinculación carece de fundamentos y no ha sido respaldada con pruebas, pero ha provocado la difamación de Elia Carbajal. La nota a la que se hace referencia: Solís, F. (2014, diciembre 15). Joven desaparecida en Ecatepec fue asesinada como parte de un ritual satánico. A fondo Estado de México, 2015, febrero 9.

[5] Convención Americana sobre Derechos Humanos “Pacto de San José de Costa Rica”(1969); Convención contra la Tortura y otros tratos o penas crueles inhumanos o degradantes (1984), inciso a) Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes(2002); Convención Interamericana para Prevenir y Sancionar la Tortura (1985). Disponibles en área de Normatividad, Instrumentos Internacionales, de la página de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM) http://www.codhem.org.mx/LocalUser/codhem.org/htm/insinter.htm

About La que Arde

Somos una revista vigilante. Compartimos con nuestras lectoras contenido de interés público. Dialogamos sobre formas de construir una sociedad más justa para las mujeres y niñas.

Check Also

Victoria contra la violencia y la discriminación en la Universidad Mexiquense del Bicentenario, plantel Ixtapaluca. Por Patricia Karina Vergara Sánchez

La discriminación y la violencia escolar son problemas complejos y entrelazados que, desgraciadamente, se manifiestan …

8 comments

  1. Muchas gracias a nuestras queridas lectoras por sus comentarios. El día de ayer Elia Carbajal fue declarada inocente de todos los cargos por los que fue torturada e ilegalmente encarcelada, ordenándose su liberación inmediata. ¡Enhorabuena, éste es un triunfo para todas!

    • Bertha González Zárate

      Chicas de La que Arde, ¡muchas gracias por esta publicación! Como siempre, contribuyen a que la ciudadanía conforme su criterio con los mayores elementos posibles. Como se ve, al fin la chica resultó ser inocente… y qué bien que haya medios informativos y de opinión como el de ustedes que cuando el caso aún estaba pendiente de resolución, impelieran a las y los lectores a reflexionar con mayor profundidad sobre este hecho y a cuestionar lo que los medios masivos de comunicación ofrecen a la gente como verdades absolutas….
      Eso es lo que cada ciudadana y ciudadano debe hacer para que nuestro país mejore: informarse lo mejor posible, reflexionar y construir una opinión propia.
      Debemos resistir la tentación de adoptar ciegamente las opiniones enardecidas que desde TVAzteca o Televisa lanzan Dóriga o Alatorre a las y los tele-videntes. Lo más fácil es repetir en la sobremesa o en el café con amistades esas frases apantalladoras que deliberadamente nos receta la tele acerca de temas que abordan de manera burda y plagada sesgos… Reciclar esas frases con el adecuado tono de indignación puede darnos un look intelectualoide y de compromiso social ante las y los demás… ¡gran tentación! ¡Pero resistámosla! ¡Ése es el gancho que nos tienden los medios para reproducir la injusticia, para que las acusaciones sin sustento se repitan tanto que lleguen a parecer verdades irrefutables!!
      Pensemos, cuestionemos, no repitamos ciegamente lo que unos merolicos dicen o escriben en medios masivos de comunicación… ¡Generemos una reflexión Propia con base en información variada y sustentada!
      A eso nos invita La que Arde y es una excelente invitación… y nos apoya para lograrlo: brindan material informativo y opiniones serias y sustentadas sobre los temas que tratan.
      Elia Carbajal fue declarada inocente por las autoridades ¿qué dirán ahora las y los televidentes que sin reflexión alguna repitieron las “verdades absolutas” que los merolicos de TVAzteca les recetaron?
      Dijo Steve Biko: “la mejor arma del opresor es la mente del oprimido”.
      Evitemos que los opresores manipulen nuestras mentes.

      • Querida Bertha, muchas gracias por tu comentario, celebramos las contribuciones críticas como la que nos regalas a través de tu comentario. Celebramos también a las lectoras que comparten sus opiniones de manera respetuosa y constructiva, ayudándonos a reflexionar fuera de los clichés y las verdades absolutas que nos regala todos los días el duopolio televisivo a manera de sentencias prefabricadas para llevar, que mucha gente usa, como bien señalas, sin por lo menos intentar digerirlas o comprobarlas antes en un grado mínimo. Bogamos por eliminar la descalificación y el odio como únicas “aportaciones” posibles. Gracias por ayudarnos a construir una revista inteligente. Abrazos fuertes sororarios. La que Arde.

  2. Esta nota es la que se dice la historia completa y real, las notas que salieron del Edo salieron cuando Elia estaba secuestrada y en plena tortura por tanto salieron cuando su fam la andaba buscando y oteas cuando estaban resolviendo el por que estaba ahi elia ( en el mp). Ahora como ultimo comentario es: esta situacion de bajarle la condena al hombre que utilizo sus propias manos, cada segundo de su tiempo y situacion ventajosa que tenia sobre Silvia para privarla de la vida pues es algo real…..olviden que va tener un castigo, olvidenlo si bien la sentencias es de minimo 70 años ni de chiste la va a tener. Lo consiguieron a lo mucho tendra la mitad de esa sentencia y aun puede reducirla…..Es una completa y verdadera INJUSTICIA tanto para Silvia como para Elia. Que mal que este hecho de desviar la atencion y castigo del verdadero actor del hecho sucediera. Que mal por Silvia y por Elia.

  3. Esta nota se contradice con las declaraciones de la familia, se contradice con la de proceso, se contradice con la nota de tv azteca. Notas que la familia de esta pinche asesina sigue pagando. No se quemen por una mujer como elia, hay pruebas y es culpable. Por favor, no puedo creer lo que escribieron, todo mal, se bota que quisieron hacerla quedar como víctima y ya, pero para quienes conocemos el caso sabemos que elia es la autora intelectual.

    • Hola, Sivanna, gracias por tu comentario.
      Sabemos que en México es increíblemente fácil acusar a una persona de cometer un crimen y encarcelarla sin que exista prueba alguna para fundamentar la acusación, cuestión que nos coloca a todxs lxs ciudadanxs en un inadmisible estado de vulnerabilidad e indefensión, y que puede destruir una vida: la tuya, la suya, la mía, en cuestión de segundos si un día un criminal decide señalarnos como su cómplice. Para casi nadie es un secreto que en nuestro país las autoridades actúan sistemáticamente para encubrir o exculpar a los feminicidas, y que en general actúan en franca ilegalidad y utilizan la tortura para fabricar culpables y cerrar los expedientes de manera exprés. Hasta ahora se le ha dado credibilidad absoluta a la palabra del asesino de Silvia, Yael Eduardo Espinoza: su acusación no ha sido cuestionada en ningún momento, aunque al parecer no ha presentado prueba alguna para fundamentarla. En cambio se ha dado amplio eco y credibilidad a su versión, que asegura que fue “instigado” por Elia para asesinar a Silvia, lo cual, a nuestro parecer, no solamente contribuye a invisibilizar que fue él quien asfixió a Silvia con sus manos durante todos los segundos que fueron necesarios para darle muerte, sino que además sugeriría que es un autómata que carece de capacidad de decisión y de criterio propio para elegir si debe o no privar de la vida a una mujer que, según su propia versión, él mismo eligió como víctima, y que fue su pareja sentimental.
      Desde nuestro punto de vista, en un proceso justo es indispensable dar voz a las partes implicadas y exigirles pruebas que fundamenten sus dichos. También estamos convencidas de que a cualquier mexicana o mexicano se le debe garantizar el derecho a la presunción de inocencia hasta que su culpabilidad se demuestre de manera fehaciente; sin embargo, hasta ahora sólo se le ha dado voz y credibilidad absoluta a la voz del asesino, mientras las de Elia, sus familiares y conocidxs han sido ignoradas. Isabel Alcántara es familiar de Elia Carbajal. En La que Arde nos unimos al clamor porque se les haga justicia a Silvia y a su familia, y también repudiamos categóricamente el uso sistemático de la tortura como método para obtener declaraciones por parte del Estado mexicano. Estamos a favor de escuchar todas las voces y de que los procesos judiciales respeten sin concesión ni excepción alguna la legalidad y los derechos humanos: nuestra lucha es a favor de una sociedad donde el horror y la violencia contra las mujeres no sean lo normal. Saludos.

      • pues este es la nota que respeta y cuenta las cosas como son. Bueno sin nada mas que decir, algo concreto y rapido y de total y completo coraje e injusticia es…..es que se esta accion de desviar la atencion y minimizar el castigo al hombre que privo de la vida a Silvia, es real, lo estan consiguiendo si bien el castigo es de minimo 70 años, este hombre ni de chiste los va a cumplir, tal vez la mitad y si bien le va puede lograr que la reduzcan más. Esto es una total y completa INJUSTICIA para Silvia y para Elia.

    • Hola sivanna no se como por donde comenzar,se nota tu falta de criterio y congruencia, ademas de como te basas en fuentes tan poco creíbles como tvazteca, a y de segura también lo viste en la “rosa de Guadaluoe”, yo creo que el desacreditar a una persona sin pruebas contundentes solo muestra tu falta de criterio y preparación, yo tengo varias preguntas ¿quién mató a Silvia?; porque Yael siempre se ha declarado culpable el puso sus manos en el cuello de Silvia y pese que antes de matar a Silvia ella tuvo que quedar inconsciente y sin embargo él la siguió asfixiando hasta la muerte; el asesino es Yael y ¿qué castigo se le esta imputando a él?, Yael jamas quito las manos del cuello de Silvia, aunque ella estuviera luchando por su vida, y donde queda el castigo para quien la mato, ¿cuál va a ser la condena para Yael?, quien es el asesino de Silvia, lo que no dices sivanna es que a Yael asesino de Silvia, no va a recibir el castigo que merece y que el asesino de Silvia podra volver a la calle.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!